Consejos para la puesta a punto de la piscina para el verano, según Piscinas Lara

Todavía queda un poco para la llegada del verano, pero esto no es razón para ir preparando la piscina para la nueva temporada de baño. En Piscinas Lara saben como llevar a cabo esta puesta a punto y por ello, ofrecen algunos consejos a tener en cuenta para que, cuando llegue el buen tiempo, el chapuzón sea inmediato.

Comprobar el estado

En Piscinas Lara señalan que antes de llevar a cabo ninguna acción, lo primero que hay que hacer es la comprobación. Si se ha utilizado una lona para cubrir la piscina, ahora es el momento de retirarla y aprovechar para limpiar antes de guardarla de nuevo. Después es necesario revisar todos aquellos aparatos que han permanecido dentro de la piscina durante el invierno y comprobar su estado, por ejemplo, los skimmer.

Limpiando el fondo de la piscina

Este supuesto puede darse en dos vertientes diferentes. Si se ha tenido puesta una lona se tendrá que limpiar mucho menos. Sin embargo, siempre es importante limpiar el fondo al completo antes de tratar el agua. Además de recoger las hojas y todo aquello que haya caído, hay que limpiar la parte de abajo ya que muchas veces se acumula suciedad.

Si la piscina no estaba cubierta con lona, es el momento de cambiar de agua. En este caso se vacía la piscina y se lleva a cabo también una inspección visual acerca del estado de las paredes o el suelo de esta. Este es el momento de llevar a cabo algún arreglo o sellado si hace falta, antes de llenarla de nuevo de agua.

Puesta a punto del agua

Con la piscina limpia, pintada y reparada si hiciese falta llega la puesta a punto del agua.

Desde Piscina Lara indican que lo primero a hacer es controlar el pH del agua. Este nivel de pH puede variar dependiendo del uso de la piscina, pero, lo más recomendable es elegir un estándar determinado, por ejemplo, 7,6, ya que suele funcionar en la gran mayoría de casos.

Con el pH equilibrado es el momento de utilizar el tratamiento de choque que permita poner el agua a punto. Llegado a este punto, se recomienda usar cloro rápido para acabar con los gérmenes que se hayan acumulado así como algún resto de suciedad. Si hiciese falta, se puede complementar el uso del cloro con algicidas para tener la piscina desinfectada al 100%.

Para finalizar, si el agua de la piscina está turbia, también existe un remedio bastante sencillo gracias al floculante. A través del uso de este floculante el agua de la piscina lucirá completamente cristalina y estará lista para el baño.